El Palacio Hellbrunn, SALZBURGO

Salzburgo_Hellbrunn

El príncipe arzobispo de Salzburgo, Markus Sitikus encarga la construcción del palacio Hellbrunn como una residencia de verano en la base del cerro Hellbrunn, una zona de manantiales. El palacio Hellbrunn es famoso por su arquitectura con zoológico y juegos de agua, elemento que era considerado como un signo de riqueza. Indudablemente es un pase imperdible para investigar las grutas secretas y sorprenderse con la figuras móviles gracias a la fuerza del agua y los surtidores ocultos en los rincones.

La construcción de este ostentoso acierto lúdico fue encargado al arquitecto Santino Solari quien se ocupó de renacer las imágenes de los dioses de la antigüedad.

helbrunn-2

En la entrada al palacio de Hellbrunn, reciben seis estatuas de mármol en un estaque que a su vez es dividido en tres piscinas, luego continúa el Teatro Romano y la Mesa del Príncipe, quien como lo hacían los romanos, gustaba de comer al aire libre con la corte y los cazadores compartiendo la mesa pero ante una mínima señal del arzobispo al fontanero, éste activaba los chorros de agua que fluían de los asientos de los invitados.

Otra de las sorpresas es la Gruta de Neptuno con su “Lengua burlona”, cuyo sistema actúa con el agua expulsada en un recipiente del maxilar de una máscara de hojalata que la vuelca hacia delante mientras el rostro hace girar los ojos sacando la lengua roja y gigante. Luego La Gruta de los espejos y de las ruinas para jugar con la ilusión óptica y efectos especiales del siglo XVIII. En el Estanque de la Estrella, las esculturas de las fuentes juegan mojando a los visitantes, configura móviles de madera, entre ellas se encuentran Perseo nadando, un monstruo marino, un molinero trabajando que se accionan por medio del agua y luego la mayor del as atracciones es el Teatro Mecánico con más de cien figuras móviles en un escenario, accionadas por una rueda de agua que transmite los movimientos a los hilos, una escena que representa una ciudad barroca. En la Gruta e las Corona se encuentra una corona dorada que flota sobre un chorro de agua.

La avenida de Hellbrunn es reservada para ciclistas y peatones, cuenta con 5km. de largo circundada por árboles de 300 años, un camino que era recorrido por los invitados al palacio en carruajes descapotables y famoso por las escenas del film “La Novicia Rebelde” con el pabellón vidriado del palacio donde bailaron Liesl y Franz, la hija mayor de Van Trapp en el mismo film.

Se puede llegar con pasaje aéreo de Lufthansa a Salzburgo donde esperan hoteles de todas las categorías.

palacio Hellbrunn

Dejar un comentario