Una visita al Museo Guggenheim

La visita al Museo Guggenheim merece la pena aunque sólo sea por su ubicación en un edificio cónico de siete plantas diseñado por el genio americano de la arquitectura Frank Lloyd Wright. Inaugurado en 1959, su diseño representó una nueva forma de ver el arte y constituyó un alejamiento radical de otras instituciones de este tipo.

Se sube al piso superior a través de un ascensor y se baja por una rampa circular. La rotonda abierta en el centro del edificio permite ver distintos niveles y exhibiciones al mismo tiempo. La célebre colección del Guggenheim comprende obras de arte de los siglos XIX y XX, muchas de las cuales provienen de la colección privada de la sobrina de Solomon, Peggy Guggenheim.

El museo Guggenheim de Nueva York es el primero de los museos creados por la Fundación Solomon R. Guggenheim, dedicada al arte moderno. Fue fundado en 1937 en Upper East Side, NY. Es el más conocido de todos los museos de la fundación, y muchas veces es llamado simplemente “El Guggenheim”.

Al comienzo fue llamado Museo de pintura no-objetiva, y fue fundado para exhibir arte vanguardista de artistas modernos tempranos como Kandinsky y Mondrian.

En 1959 se mudó al lugar donde se encuentra ahora (la esquina de la calle 89 y la 5ª Avenida, frente a Central Park), cuando se completó el edificio diseñado por el arquitecto Frank Lloyd Wright.

El edificio en sí mismo se convirtió en una obra de arte. Desde la calle, el edificio parece una cinta blanca enrollada en forma cilíndrica, levemente más ancha en la cima que abajo. Internamente, las galerías forman una espiral. Así, el visitante ve las obras mientras camina por la rampa helicoidal, como un paseo.

En 1992 el edificio fue complementado adosándole una torre rectangular, más alta que el espiral original. Esta modificación del diseño original de Wright generó una fuerte controversia.

Dirección : 1071 Fifth Avenue, at 89th Street

Dejar un comentario